ANCOSUR - VUELVE A TU RUTINA DESPUÉS DE NAVIDAD

VUELVE A TU RUTINA DESPUÉS DE NAVIDAD

En estas épocas y poco después de la cena navideña, se tiene la costumbre de habernos excedido con nuestra alimentación y haber ganado unos kilos de más.  Para estás situaciones, tenemos algunas recomendaciones para volver a la rutina diaria.

NO HACER DIETA.

Debemos cambiar nuestros hábitos por otros más sanos. Si, durante el mes de diciembre hemos comido más de lo normal, nuestro estómago se ha acostumbrado a ello. Es por esto que, si reducimos bruscamente la cantidad de comida diaria, vamos a pasar hambre y sentirnos mal, lo que nos causará ansiedad.

 

OLVÍDATE DE LOS DULCES.

Se recomienda eliminar de la lista de nuestra compra (e intentar también sacarlos de nuestra casa) todos los dulces navideños. Si lo vemos ahí, nos da pena que vayan a sobrar, y al final, aunque hayamos empezado a comer mejor, terminamos tomando uno o dos polvorones al día.

 

FRUTAS Y VERDURAS.

Empieza a seguir una dieta basada en las verduras y hortalizas. Tienden a no comerse durante las fiestas y vienen muy bien para regular y eliminar excesos.  Deberíamos tomar tres piezas de fruta y dos de verdura al día. Podemos optar por ensaladas apetecibles, que tengan queso fresco o frutas, por ejemplo.

 

BEBER LÍQUIDOS.

La importancia de beber agua con regularidad. Se propone como opción tomar infusiones. Las infusiones que puedes tomar son:

 

  • Infusiones con ingredientes como cúrcuma y jengibre para que actúen como digestivo.

 

  • Infusiones con hinojo, que ayuda a eliminar gases.

 

  • Infusiones con propiedades diuréticas como cola de caballo o ginko biloba. Este último, además, ayuda a la circulación (muy recomendable después de llevar tacones toda la noche, por ejemplo) y evita la hinchazón.

 

  • Infusiones de cardo mariano y vara de oro si buscamos una acción detox

 

  • Infusiones de té verde, guaraná y jengibre para una acción anticelulítica.

 

HACER EJERCICIO.

Con la vuelta a la rutina también llega el pensamiento de hacer ejercicio. No nos pongamos como objetivo apuntarnos al gimnasio si no estamos convencidos de hacerlo constantemente. Se aconseja hacer una planificación realista, adaptada al tiempo que tenemos disponible y nos insta a ser más activos. Simplemente movernos y andar más puede ser suficiente para comenzar.