ANCOSUR - PERROS QUE VIVEN EN DEPARTAMENTOS

PERROS QUE VIVEN EN DEPARTAMENTOS

Recuerda que tu perro es parte de la familia y necesitarás incluirlo dentro de todos tus planes de vida. Curiosamente (aunque al final resulta más obvio que curioso) muchos perros que viven en departamento son más felices que los perros que viven en casas con jardín. Esto es porque los dueños de cierta forma se ven «obligados» a ponerles más atención y a establecer rutinas más claras para ellos. Otro factor que hace que sean más felices es que conviven dentro de casa con sus humanos y pueden estar al tanto de todo lo que pasa.

Así que, para mantener a tu mascota feliz y no descuidar a tu engreído. Aquí tienes los cinco consejos de hoy.

Juegos dentro de casa

No tener patio no es una limitante para jugar con nuestro Super Cachorro dentro de casa. Juegos sencillos como "Las escondidas" o "Encuentra el juguete" ayudaran mucho el animo de tu mascota.

Asígnale su lugar

Todos los perros necesitan un lugar propio en casa, donde sepan que ahí nadie moverá sus cosas y que ahí pueden relajarse y descansar de manera segura. Evita dormir junto a él, ya que cuando tengas que dejarlo solo, te extrañara y podría sufrir de ansiedad.


Asegura ventanas, puertas y balcones

Cualquier cosa puede motivarlo tanto que le den ganas de salir y una caída desde un segundo piso puede ser mortal. Cuando estés en casa aprovecha para enseñarle las ventanas y balcones permitiéndole que se asome (mientras lo sujetas) y dile ¡cuidado! Con la repetición aprenderá que son lugares altos y debe tener cuidado.

Rutina de paseos

Recuerda que todos los perros necesitan pasear TODOS los días sin excepción.  Para mantener a tu perro feliz y equilibrado, sin que haga travesuras dentro del departamento, te recomendamos pasearlo por la mañana cuando menos de 45 a 60 minutos y por la tarde noche otros 45 a 60 minutos (asegúrate que a mitad del día pueda salir por lo menos a hacer pipí). El paseo es la solución a todos los males.

Considera a los vecinos

Aunque no lo notemos, nuestra mascota puede hacer mucho ruido y eso puede fastidiar a tus vecinos. No dejes que baje corriendo por las escaleras de edificio ni mucho menos ladrar en las puertas de los perros vecinos. Enséñale a mantener la calma dentro del edificio. Para evitar confrontaciones con vecinos es mejor llevar una convivencia considerada y solidaria entre todos los que viven en el edificio.