ANCOSUR - 5 RAZONES PARA ELEGIR UN DEPARTAMENTO

5 RAZONES PARA ELEGIR UN DEPARTAMENTO

Ser dueño de un inmueble es el sueño de muchas personas, pero a la hora de invertir en un inmueble, la inversión es de un monto considerable y de tal inversión dependerá el estilo de vida de su propietario en los próximos años. Y muchas de las dudas de los futuros propietarios pasan por decidir si su futuro inmueble será una casa o un departamento. Por esa razón, te damos algunas razones para elegir un departamento y como esta se puede acomodar a tu estilo de vida.

 

Fácil mantenimiento de los espacios propios

Un departamento, independientemente de su cantidad de habitaciones, siempre significa menor espacio en comparativa a un inmueble de la misma cantidad de habitaciones. Y ser más pequeño implica una facilidad mayor a la hora de mantener los espacios.

Al ser más pequeños los espacios, la cantidad de artefactos necesarios para habitarlos es también menor y eso conlleva, obviamente, un tiempo de mantenimiento menor. Al mismo tiempo, tareas básicas como la limpieza se simplifican enormemente.

Amenities para un estilo de vida distinguido

Todos los edificios modernos cuentan con amenities que dan un valor agregado al emprendimiento y permiten un estilo de vida más difícil de lograr en cualquier otro inmueble que no sea un departamento.

Otrora inimaginable, jacuzzis en terrazas, asadores comunes, espacios de solárium, salones de usos múltiples y hasta gimnasios privados hacen que la vida cotidiana sea un placer. Para algunas personas puede que el hecho de que los amenities sean compartidos configure una desventaja; pero siempre es mejor compartir un estilo de vida distinguido a no contar con dicho estilo de vida en absoluto.

 

Seguridad las 24 horas

Un edificio consiste de un conjunto determinado de departamentos, lo que deduce que habrá muchas personas residiendo en un espacio reducido y compartido. De ello se sigue que, los edificios modernos, cuentan con seguridad en su acceso las 24 horas que dan una ventaja especial ante otro tipo de residencias. Y en las grandes ciudades, la seguridad se convierte en un valor primordial para la vida cotidiana.

Además, vivir en un espacio con vecinos tan cercanos, también genera una solidaridad entre colindantes que dá aún mayor seguridad. Es mucho más difícil ser víctimas de inseguridad en un edificio donde se es un residente más entre tantos, que en otros inmuebles más individualistas.

 

Ubicación

Los edificios están emplazados en las grandes ciudades. Y se podría afirmar con seguridad que al mismo tiempo están emplazados en ubicaciones céntricas o privilegiadas de la propia ciudad. Por eso, la vida en un departamento es mucho más fácil, ya que permite ahorrar tiempos en las distancias de traslados.

Cuanto más céntrica la ubicación de un departamento, mayores facilidades habrá en la vida cotidiana. Se puede afirmar esto gracias al hecho de que los comercios se aglutinan desde el centro de la ciudad hacia la periferia, lo que da lugar a la posibilidad de tener a mano cualquier negocio que pueda resolver alguna necesidad puntual a sólo pasos del departamento de residencia.

 

Facilidad para la venta o alquiler

Gracias a la gran cantidad de ventajas de vivir en un departamento, dentro de las cuales tal vez la más importante sea la ubicación, es sencillo transferir la titularidad de la propiedad a cambio de su valor monetario; o transferir su posesión a un tercero a cambio de una renta mensual.

De esta manera, invertir en un departamento siempre es una opción interesante y atractiva que puede permitir catapultar el capital propio o aumentarlo. Tanto por el paso del tiempo como por una renta económica. Y dentro de esta ventaja, es imposible dejar de mencionar el detalle de que el capital invertido nunca se deprecia, sino que siempre, como mínimo, conserva (y aumenta) su valor a lo largo del tiempo.